Monday, June 12, 2006

18 años edad, 2do. medicina y la asesinan por Celular y Cartera...



SANTIAGO.- Vanessa Ramírez Faña, la estudiante de 18 años de edad asesinada anoche por desconocidos, frente a su residencia, era una persona de fácil relaciones humanas y excelente alumna.

Cursaba el segundo semestre de medicina en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Fue muerta de tres balazos, en la acera del frente a la casa, ubicada en la calle 10 esquina Prolongación del sector residencial Cerro Hermoso.

Era hija de los doctores Juan Ramírez, presidente del Consejo de Administración de Clínica Corominas y de la Fundación Corazones del Cibao, y la doctora Rosaida Faña.

Uno de los disparos atravesó una puerta de hierro de la entrada a la residencia, que tiene dos niveles, por lo que los investigadores buscaban todavía esta mañana los otros proyectiles.

Las versiones indican que la víctima regresaba de la Universidad y otros creen que había salido momentáneamente de la casa, porque pudo tratarse de conocidos que le llamaron por celular.

Eran las 8:30 de la noche cuando los asesinos dispararon a Vanessa. Una cinta amarilla cubría el área del asesinato y, los expertos policiales trataban de determinar a qué distancia le dispararon y cuántas personas eran sus victimarios.

Los asaltantes viajaban en una motocicleta 115 y una de las denominadas "pasolas". El cadáver fue trasladado desde la morgue del hospital regional José María Cabral y Báez, pasadas las 9:00 de la mañana de hoy a la funeraria Blandino.

En el velatorio estaban presentes médicos, parientes y amigos de la familia, que indignados lamentaban su fallecimiento y algunos hasta pedían se convierta en un símbolo de la lucha contra el crimen y movilice a toda la sociedad dominicana contra ese mal.

El secretario de Salud Pública, doctor Bautista Rojas Gómez, presentó sus condolencias a los esposos Ramírez y Faña, en la funeraria.